Noticias - Nacionales

ORIGEN DEL CACEROLAZO

|27 de Noviembre de 2019

   

Como parte de la estrategia del pánico moral, sigue la campaña de miedo contra la población para que no participe y rechace las protestas, ahora están diciéndole a la gente que el cacerolazo es satánico, cubano, Castro chavista, comunista y vándalo, y lo más indignante es constatar que muchos ignorantes fanáticos de la tiranía fascista narcoparamilitar encarnada en el gobierno y su partido Centro Demoniaco, se creen ese cuento y lo repiten convencidos de esa gran mentira, porque su formato mental no les permite al menos consultar para tener una idea real de los orígenes del cacerolazo.

Para mayor entendimiento, consultamos varias fuentes para no pasar entero la campaña de mentiras que siguen lanzando desde los sectores proclives al gobierno y la oligarquía contra el pueblo. Se referencia que el inicio de las protestas del estilo cacerolazo sucedieron en Francia en la década de 1830, al inicio de la Monarquía de Julio, implementado por opositores del régimen de Luis Felipe I de Francia, según el historiador Emmanuel Fureix, los protestantes tomaron de la tradición del charivari, el uso del ruido para manifestar su desaprobación, y golpearon cacerolas para hacer ruido contra políticos oficialistas. 

Hacer ruido golpeando utensilios de cocina, principalmente ollas y cacerolas,  fue entonces la forma de mostrar descontento y se convirtió en popular en el año de 1832, realizándose principalmente en las horas de la noche con la participación de masiva de personas.

Posteriormente en 1961, en Argelia  el pueblo para expresar su inconformidad realizó “las noches de las cacerolas", en el marco de la guerra por la Independencia de Argelia, fue estruendoso el despliegue sonoro en ciudades del territorio, producido con utensilios caseros, silbatos, bocinas y el grito de "Argelia francesa".

En décadas posteriores ésta forma de protesta fue implementada en Sudamérica, siendo Chile el primer pueblo del continente en registrarse, luego sonó la cacerola en España y allí se le denomina cacerolada, la cacerola siguió recorriendo el planeta, pasando por Argentina, Venezuela en la época anterior el gobierno de Hugo Rafael Chávez Frías y los fascistas ultraderechistas oligarcas pensaron que nunca llegaría el cacerolazo a Colombia y vaya sorpresa del contundente sonido desatado desde el mismo 21 de noviembre de 2019, que logró asustar y enardecer a los corruptos que le han impuesto una política antisocial al pueblo y acuartelaron en primer grado a las fuerzas armadas, cerraron fronteras, decretaron el toque de queda, hirieron y hasta asesinan indefensas personas que salieron a protestar en Colombia 

El cacerolazo, caceroleo o cacerolada, es una forma de protesta que expresa el descontento de la gente, golpeando cacerolas, ollas u otros utensilios domésticos. Los manifestantes pueden salir a las calles y concentrarse en un lugar determinado o participar desde sus casas, alcanzando la protesta un alto grado de adhesión y participación.

El cacerolazo se caracteriza por ser una manifestación en rechazo de algo, generalmente se usan para rechazar las políticas de un gobierno o determinadas decisiones gubernamentales y es un reclamo de interés popular alejado de intereses partidarios y los cacerolazos vienen acompañados de otras medidas de protesta popular, como apagones voluntarios, boicots al consumo, bocinazos, pitatón, bloqueos de calles, sentadas, entre otras.

Javier Correa 
Secretario Comunicación 
Junta Directiva Nacional 

NR